Versículos consigna sobre perder la salvación
 

6/07/2010

Versículos consigna sobre perder la salvación

Por Fabio Carballo

El dilema teológico y espiritual sobre la preservación de la salvación del cristiano es cosa de nunca acabar. Existen dos corrientes doctrinales al respecto, tan antagónicas que sin buscar contienda se rechazan mutuamente. Los pentecostales y carismáticos afirman que la salvación se pierde, es decir, que una persona después de ser salva puede, por algún pecado cometido, perder su salvación y necesita arrepentirse para recuperarla. Los presbiterianos y un buen número de bautistas creen que aquellos que han sido salvos seguirán siendo salvos por siempre y, a pesar de cualquier pecado que comentan, no se perderán.

Para el perdicionismo[1] resulta aterrador pensar que una persona que alguna vez hizo una profesión de fe en Cristo y luego cometió un pecado grave, como asesinato o adulterio, siga siendo salva; para el salvacionismo[2] lo asombroso es que un creyente, que sigue pecando casi que a diario, pierda su salvación por una transgresión no tan grave como una mentira o un mal pensamiento. Las dos visiones de la salvación se contradicen porque el punto desde donde se mira al pecado es distinto.

Existen matices en estas visiones, pero también hay posiciones extremas, por ejemplo, algunos pentecostales piensan que cualquier pecado hace que la salvación se pierda y algunas iglesias buscan la “santificación” al extremo pensando que, por decir algo, otra iglesia pentecostal ya está perdida porque la mujeres empezaron a usar faldas más cortas. Por el otro lado la situación no es mejor, así, para algunos hipersalvacionistas cometer pecados  (emborracharse, fumar, adulterar, etc.) no son cosas graves, pues Dios tiene un “propósito” con todo eso y al final, la salvación es un regalo de Dios y no se pierde. 

Juan Calvino afirmaba que la salvación del creyente era segura y no se perdía. El último de los cinco puntos del TULIP (el TULIP es un acróstico donde cada letra indica el principio de uno de los cinco puntos principales del calvinismo) habla de la perseverancia de los santos. El quinto punto del TULIP dice que una vez se es salvo, siempre se será salvo, el cristiano no puede perder su salvación porque el Padre lo ha elegido, el Hijo lo ha redimido y el Espíritu Santo aplicó esa salvación.

El arminianismo, que es el sistema doctrinal considerado como contrario al calvinismo, no parece muy claro en su quinto punto, el antagónico del TULIP. Hablando de los creyentes que vuelven al mundo dice el Remosntrans o manifiesto de Protesta de los arminianos, “Pero si ellos pueden, por negligencia, abandonar los primeros principios de su vida en Cristo, retornar al presente mundo malo, apartarse de la santa doctrina que se les entregó, perder una buena conciencia, [y] tornarse privados de la gracia, esto debe ser determinado a partir de la Santa Escritura, antes de que nosotros mismos podamos enseñarlo con plena persuasión de nuestras mentes”.[3] Al parecer los arminianos del siglo XVII no estaban tan seguros de la pérdida de la salvación como los actuales pentecostales, pero por lo menos la insinuaban.

La Iglesia Bíblica Bautista de Copacabana no se declara ni arminiana ni calvinista, sólo una iglesia de la Biblia. Aunque la Iglesia Bíblica Bautista de Copacabana cree que la salvación del creyente es segura (no se pierde) considera que cualquier pecado cometido por un creyente le hace a éste perder su comunión con Dios y lo introduce en la disciplina del Señor. 

La forma en que este escrito abordará el tema de la seguridad de la salvación será la siguiente: se expondrán los versículos más citados por el pentecostalismo para afirmar la pérdida de la salvación, se hará la respectiva hermenéutica y aplicación actual de los versos y finalmente se llegará a alguna conclusión general. Aunque este no es una manera ortodoxa de mirar el tema parece ser una forma pragmática de hacerlo, ya que no cae en excesos de fanatismos ideológicos y se centra en la Escritura como lo sugiere el manifiesto arminiano.

Haciendo uso de una indulgencia comprensiva, este estudio tomará las citas guía de la Biblia Reina-Valera, 1960 por ser la Biblia que citan textualmente muchos de los perdicionistas, las demás citas de la Antigua Valera 1865.

1.      Más el que perseverare hasta el fin, éste será salvo, Mateo 24: 13.

Esta frase es una de las más repetidas para afirmar lo imperante de no apartarse de la Palabra, de la iglesia o del evangelio. El pentecostalismo ha hecho de este verso un cliché para asustar a sus convertidos insinuándoles que si por cualquier motivo se apartan serán condenados.

El versículo se entiende si se analiza todo el párrafo. La frase, está en el contexto de la Tribulación que vendrá sobre la tierra, “Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán. Y oiréis guerras y rumores de guerras: mirad que no os turbéis; porque es menester que todo esto acontezca; mas aun no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y serán pestilencias, y hambres, y terremotos por los lugares. Y todas estas cosas, principio de dolores”, Mateo 24: 5-8. La Tribulación será un tiempo especial en el trato de Dios con las personas del planeta, los acontecimientos de la Tribulación están descritos en el libro de Revelación (Apocalipsis) del capítulo 4 al capítulo 19. Los pretribulacionistas (y la mayoría de pentecostales son pretribulacionistas) creen que los creyentes de la actual época de la iglesia no pasarán por el tiempo de tribulación porque Dios los libró de la ira que ha de venir (1 Tesalonicenses 1: 10).

No obstante, en la Tribulación habrá creyentes, destacándose los judíos, que seguro son aquellos que escucharon la Palabra de Dios pero no decidieron seguir a Cristo hasta que empezaron a ver las señales de su venida (Revelación 1: 7, Zacarías 12: 10).

En el tiempo de Tribulación a los creyentes se les entregará para ser afligidos (Mateo 24: 9 cf. Revelación 7: 14), serán aborrecidos de todas las naciones por causa del nombre del Señor y serán entregados para ser asesinados por el sistema mundial del Anticristo. En los siete años de Tribulación la señal de los creyentes no será el Espíritu Santo (Efesios 1: 13), sino la muerte. El que perseverare hasta el fin, hasta la muerte por Cristo, será el verdadero creyente y será salvo.

Debido a esto, creemos que no se puede utilizar Mateo 24: 13 (Mas el que perseverare hasta el fin, este será salvo) para los actuales creyentes en la época de la iglesia, en la dispensación de la gracia.

 

2.      Si el justo con dificultad se salva, ¿En dónde aparecerá el impío y el pecador? 1 Pedro 4: 18.

Este verso, a diferencia del primero, si es aplicable al día de hoy en la dispensación de la gracia. Un pequeño análisis del contexto mostrará la imposibilidad de aplicarlo a la doctrina de la pérdida de la salvación. El versículo 15 enseña, “Así que no sea ninguno de vosotros afligido como homicida, o ladrón, o malhechor, o explorador de lo ajeno”. Pedro le advierte a los cristianos cuál debe ser su comportamiento en sociedad, los cristianos no están llamados a ser afligidos por causa de su pecado. Los versos 16 y 17 continúan diciendo, “Pero si alguno es afligido como cristiano, no se avergüence, antes glorifique a Dios en esta parte. Porque ya es tiempo que el juicio comience por la casa de Dios; y si primero comienza por nosotros, ¿qué fin será el de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios?” Por el contexto del pasaje es posible notar que estos cristianos a los que Pedro les habla no estaban siendo afligidos por su maldad o por su pecado, sino que Dios estaba probando su fe, “Carísimos, no os maravilléis cuando sois examinados por fuego, (lo cual se hace para vuestra prueba) […]”, 1 Pedro 4: 12. Los hermanos a los que Pedro les escribe son personas que están siendo vituperadas y afligidas por su testimonio como cristianos “Mas antes en que sois participantes de las aflicciones de Cristo […]” (1 Pedro 4: 13) y el verso 13 muestra con claridad que son personas salvas en su momento presente y que tienen la seguridad de su salvación en el futuro “[…] regocijaos, para que también en la revelación de su gloria os regocijéis saltando de gozo”.

Cuando Pedro dice “Si el justo con dificultad se salva” (RV1960) o mejor “Si el justo es dificultosamente salvo (RV1865) no está insinuando que se pueda perder, lo que dice es que el justo está llamado a pasar por pruebas en el camino de su salvación. Pedro asegura que será salvo, aunque pasando por pruebas, más el pecador ¿dónde estará? Este verso recuerda a 1 Corintios 3: 15, “Mas si la obra de alguno fuere quemada, sufrirá pérdida: él empero será salvo, mas así como por fuego”, versículo que enseña de una salvación segura, pero en medio de las pruebas divinas.

Finalmente, 1 Pedro 4: 18 es texto cruz de Proverbios 11: 31, “Ciertamente el justo será pagado en la tierra: ¿cuánto más el impío y pecador?” Los dos pasajes enseñan de las pruebas en la tierra. La salvación espiritual, celestial y futura está asegurada. 1 Pedro 4: 18 no puede ser un texto excusa para afirmar que la salvación se pierde.

 

3.      El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles, Apocalipsis 3: 5.

La interpretación pentecostal en este versículo es la antítesis del mismo, o sea, si al que venciere no se le borrará el nombre del libro de la vida; al que no venciere, Dios borrará su nombre del libro de la vida. El análisis parece muy lógico y, a lo mejor, es el verso más difícil de explicar en el tema que estamos tratando.

Los perdicionistas, lógicamente, piensan que al borrarse el nombre del libro de la vida se pierde la salvación. Nos centraremos en el análisis de la pregunta ¿qué es el libro de la vida? Y así trataremos de resolver el asunto de la pérdida de la salvación.

¿Será el libro de la vida un libro donde están escritos los nombres de todos los vivientes (creyentes y no creyentes) o será un libro donde están escritos los nombres de todos los salvos? Otra pregunta que tiene que ver con esta sería ¿copia Dios el nombre de alguien en el libro de la vida cuando esa persona recibe a Cristo o ya el nombre está copiado y Dios lo que hace es borrarlo?

Si la salvación se pierde, de igual manera se podría volver a ganar, lo que hace que Dios esté copiando y borrando el nombre cuántas veces la persona peque y se arrepienta. Si la salvación no se pierde, es más lógico pensar que a medida que la gente muere (físicamente) y no recibe la salvación, Dios borra su nombre del libro de la vida. Por ejemplo, una persona recibe a Cristo como su salvador personal, entonces Dios copia su nombre en el libro de la vida; luego, peca, Dios borra su nombre del libro de la vida; después de un tiempo se vuelve a arrepentir,  entonces, Dios vuelve y lo copia; de nuevo la persona cae en el pecado, Dios entonces, vuelve y lo borra; al final de sus días el hombre se arrepiente de nuevo y por eso, Dios vuelve y lo copia; esa sería la interpretación pentecostal de lo que hace Dios con el libro de la vida.

Algunos salvacionistas pensarán mejor que el libro de la vida es un libro ya escrito, con los nombres de todas las personas que han vivido en esta tierra y que a medida que mueren sin arrepentimiento, Dios los borra de su libro y en juicio final estás personas no estarán en el libro de la vida.

El libro de la vida aparece en la Biblia desde el Antiguo Testamento, Éxodo 32: 31-33, “Entonces volvió Moisés a Jehová, y dijo: Yo te ruego: este pueblo ha pecado un pecado grande, porque se hicieron dioses de oro, que perdones ahora su pecado, y si no, ráeme ahora de tu libro, que has escrito. Y Jehová respondió a Moisés: Al que pecare contra mí, a este raeré yo de mi libro”.

Las palabras de Dios indican que existe un libro, en el que Moisés estaba escrito, lo mismo que el pueblo, y que Dios borraría al que pecare contra él de ese libro. Sin embargo, no está claro si Dios borró al pueblo que pecó en este momento o simplemente los hirió (Éxodo 32: 35). Otro pasaje del Antiguo Testamento vuelve a citar el libro de los vivientes, Salmos 69: 27-28, “Pon maldad sobre su maldad, y no entren en tu justicia. Sean raídos del libro de los vivientes: y no sean escritos con los justos”. Aquí aparecen los malvados escritos en el libro de la vida (libro de los vivientes), David le pide a Dios que borre a los malvados del libro de la vida. En conclusión, en el Antiguo Testamento hay un libro de la vida, donde están escritos los nombres de todos los vivientes.

 

En el Nuevo Testamento, las cosas cambian, y aparece otro libro (o el mismo libro en otra perspectiva), el libro de la vida. El libro de la vida del Nuevo Testamento es el libro donde están escritos los nombres de los creyentes, por eso se llama también el libro de la vida del Cordero, “Asimismo te ruego también a ti, fiel compañero de yugo, ayuda a aquellas mujeres que combatieron juntamente conmigo por el evangelio, con Clemente también, y los demás mis ayudadores, cuyos nombres están en el libro de la vida” Filipenses 4: 3, este pasaje expresa que los nombres de los creyentes están en el libro de la vida.

 

Revelación 17: 8 “La bestia que, has visto, fue, y ya no es; y ha de subir del abismo, y ha de ir a perdición; y los moradores de la tierra (cuyos nombres no están escritos en el libro de la vida desde la fundación del mundo), se maravillarán cuando vean la bestia la cual era, y ya no es, aunque sin embargo es”, según este versículo, los nombres de los no creyentes no están escritos en el libro de la vida desde antes de la fundación del mundo, note que no dice que los nombres de los creyentes si están escritos desde antes de la fundación del mundo, Revelación 13: 8, “Y todos los que moran en la tierra la adorarán, cuyos nombres no están escritos en el libro de la vida del Cordero, el cual fue inmolado desde el principio del mundo”.

 

Resulta complicado discernir el misterio del libro de la vida ¿Es un libro dónde están los nombres de todos los vivientes? ¿Es un libro sólo con los nombres de los salvos? ¿Es un libro con los nombres de los salvos que no han pecado? Aquí va esta disertación: Existen dos libros de la vida o dos visiones del mismo libro, la visión divina y la visión humana o el libro de los vivientes y el libro de la vida del Cordero.

En el libro de los vivientes están los nombres de todos aquellos que han vivido sobre la tierra, en el libro de la vida del Cordero están sólo los nombres de los creyentes. Eso está en concordancia con Revelación 20: 12 y 15 que enseña que se abrirá más de un libro en el juicio final, “Y vi los muertos, grandes y pequeños, que estaban en pie delante de Dios,  y los libros fueron abiertos; y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros según sus obras”, “y el que no fue hallado escrito en el libro de la vida, fue lanzado en el lago de fuego”. Según esto, hay un libro de las obras, el libro de la vida y al parecer, otro libro.

¿Pero cómo puede ser borrado alguien del libro de la vida, si no depende de sus obras estar allí escrito? ¿cómo puede depender de sus obras ser borrado? La respuesta a esto es que será borrado del libro de los vivientes y no del libro de la vida del Cordero.

 

Los que van a ser borrados del libro de los vivientes son los incrédulos, los no creyentes. ¿En la iglesia de Sardis había no creyentes? Es evidente por el pasaje de Revelación 3 “[…] Yo conozco tus obras, que tienes nombre que vives y estás muerto”, “Acuérdate pues de lo que has recibido, y has oído y guárdalo y arrepiéntete […]”. “El que venciere, esté será vestido de vestiduras blancas (sólo los creyentes tienen vestiduras blancas —Revelación 19: 8—) y no borraré su nombre del libro de la vida, antes confesaré su nombre delante de mi Padre y delante de sus ángeles”.

La conclusión es esta, no todos eran creyentes en Sardis (estaban muertos espiritualmente, debían arrepentirse y no tenían vestiduras blancas), sus nombres estaban escritos en el libro de los vivientes, pero no en el libro de la vida. Al que se arrepintiere (Actos 2: 38) y renaciere (Juan 3: 5),  Jesús le vestiría de vestiduras blancas, escribiría su nombre en el libro de la vida y nunca lo borrara. Por lo tanto este verso tampoco pasa el examen de los perdicionistas, la salvación no se pierde, porque aquel que nace de nuevo, es escrito en el libro de la vida del Cordero y nunca será borrado de ese libro.

 

4.      “¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron”, Hebreos 2: 3.

La explicación sobre este verso sería mucho más sencilla si los perdicionistas creyeran en la Antigua Versión de la Biblia de Valera. Sospechando que alguno de los lectores pentecostales todavía cree en la Antigua Versión, desde este trabajo se les invita a leer el texto en la Valera 1602, 1865 o incluso en la 1909, donde reza así, “¿Cómo escaparemos nosotros, si tuviéremos en poco una salud tan grande?”. Al cambiar la palabra salud por salvación el texto da a entender que la salvación se pierde, pero cuando la Biblia Antigua dice salud, se refiere a salud espiritual, lo que implica también la vida espiritual en la tierra.

Una de las cosas más importante al estudiar la carta a los Hebreos es que fue escrita a los hebreos, esto parece un pleonasmo pero lo utilizamos aquí como un recurso estilístico de repetición por la importancia del asunto. En la carta a los Hebreos resalta el interés del autor por comparar la ley mosáica con la nueva ley en Cristo, los antiguos sacrificios con el sacrificio de Cristo, el Antiguo Tabernáculo con el Nuevo Tabernáculo, los sumos sacerdotes con el Sumo Sacerdote, etc. Es claro que la carta a los hebreos es una carta a una comunidad hebrea general en la que no necesariamente todos los lectores habían alcanzado una fe cristiana, lo que el autor a los hebreos (al parecer el apóstol Pablo) hace es presentar el evangelio de Cristo a través de la ley. Es muy probable que algunos de los que se decían creyentes todavía no lo eran y por eso seguían siendo niños espirituales (Hebreos 5: 11-14).   

Un lector sincero de la carta a los Hebreos, que no haya asistido al seminario pentecostal más cercano, sabrá que en la carta hay afirmaciones para creyentes y no creyentes, que todos los lectores no son cristianos verdaderos y que el autor asume una lucha por mostrar la verdad de Cristo en la ley y los ritos del Antiguo Testamento. Podemos pensar que esta carta estaba dirigida a judaizantes (Actos 15: 1, 5). 

En este cuadro no es de extrañar que el autor diga al comienzo de la epístola, “¿cómo escaparemos nosotros (los hebreos, salvos y no salvos) si tuviéremos en poco una salud tan grande? La cual habiendo primero comenzado a ser publicada por el Señor, ha sido confirmada hasta nosotros por los que le oyeron a él mismo. Los salvos no escaparan pues caerán en las manos de un Dios vivo que es fuego consumidor, en la disciplina del Señor (Hebreos 12: 6-11); los no creyentes, a pesar de haber escuchado el mensaje lo tomaron con poca seriedad, y por eso están sin ninguna salida espiritual y permanecen en incredulidad.

Léase por ejemplo, la última parte del capítulo 3 y la primera del 4, donde se nota con suma claridad la contrastación entre los creyentes y los no creyentes, entre los que ponen su fe en Dios y los que no. Y note que el autor infiere la lectura de la carta por parte de algunos incrédulos. “Así vemos que no pudieron entrar a causa de la incredulidad. Temamos pues, nos sea que habiéndonos  sido dejada una promesa de entrada en su reposo, parezca a alguno de nosotros quedar frustrado de ella. Porque también a nosotros nos ha sido anunciada la buena nueva como a ellos; más la palabra oída no les aprovechó a ellos, no siendo mezclada con fe en aquellos que la oyeron”, Hebreos 3: 19 - 4: 1-2. Si el oyente no tiene fe, no puede tener salvación.

Cualquier otro versículo de la carta a los Hebreos que los perdicionistas repitan con el fin de enseñar que la salvación se pierde debe pasar por la interpretación de la carta en general y lo primero en esto: ¿A quién está dirigida?

Fue aparentemente sencillo, a través de una análisis de los contextos inmediatos de los versículos citados refutar la idea pentecostal-carismática de la pérdida de la salvación. Si usted, amigo lector, desea que analicemos otro verso en especial puede expresarlo a través de los comentarios de esta página. Sin embargo, es muy importante resaltar que creemos que algunas personas pueden estar sinceramente equivocadas en este asunto y ser salvas, para ser salvo no es necesario conocer todas las doctrinas de la Biblia. También que algunos grupos sectarios, manipuladores mentales, han hecho de la doctrina de la seguridad de la salvación una excusa para pecar, a estas personas se les debe reconocer y denunciar, pues andan según sus malvados deseos (Judas 1: 16). Un creyente en Cristo que reconoce que su salvación ha sido regalo inmerecido de Dios y que esta salvación se conserva por el poder del Padre, respetara a su Señor al punto de luchar por serle fiel y no dar un mal testimonio, por ser un embajador de Cristo y mostrar la virtud de la obra redentora. 



[1] Utilizaré este concepto para abarcar en un solo término a aquellos que creen que la salvación se pierde.

[2] Salvacionismo como lo contrario del perdicionismo.

[3] http://iglesiando.wordpress.com/2009/02/

Descargado el 3 de julio de 2010.

 





Los últimos comentarios acerca de esta página:
Comentado por Hulda, 06-10-2017, 01:34 (UTC):
Jn 15:6 Jesus habla del pámpano que no lleva fruto. Marcos 9:43-48 si tu mano te es ocasion de caer. Mateo 24:45-51 Jesús cuenta de un siervo fiel que luego se cansó de esperar. Jesús no era calvinista

Comentado por:03-10-2017, 11:52 (UTC)
ibbcopacabana
ibbcopacabana
Offline

Un cordial saludo Shirley,
La parábola de las diez vírgenes está en el contexto de las enseñanzas sobre el reino de los cielos. Sobre la segunda venida de Cristo. Desde el 24:36 el Señor habla de este acontecimiento, diciéndole al mundo que crea en él, que crea en su venida. El que será dejado (v.40) no es cristiano, el siervo malo (v. 48) no es cristino, a las vírgenes insensatas no las conoce (25:12), el siervo inutil irá al infierno (v. 30). El contexto no habla de la iglesia, sino del mundo en la venida de Cristo, de los cristiano y no cristianos. Y por supuesto, dado que todo el mundo es creación de Dios, todo el mundo tendrá que responder frente a Dios. Un saludo.

Comentado por Shirley, 27-08-2017, 03:11 (UTC):
¿Puede explicar la parábola de las 10 virgenes? los pentecostales tambien lo usan ya que manifiestan que si no estamos preparados, quedaremos fuera asi como las 5 insensatas

Comentado por JIMMY M., 05-05-2017, 01:38 (UTC):
si por el conocimiento de DIOS SOMOS SALVOS POR EL CONOCIMIENTO DEL PECADO TAMBIEN SOMOS PECADORES Y CONDENADOS

LA SALVACION CON PECADO NO EXISTE EL SEÑOR NOS ENSEÑA QUE SEAMOS SINCEROS Y QUE NOS ARREPINTAMOS AUNQUE PEQUEMOS ARREPINTAMONOS Y VOLVAMOS A CRISTO PORQUE EL QUE MUERE EN PECADO ES CONDENADO PERO EL QUE BUSCA LA DELICIA DE DIOS Y LA SANTIDAD ESE SERA SALVO

BUSCA A CRISTO ANTES QUE SEA TARDE...

Y AMEMONOS UNOS A OTROS
LA SALVACION DEPENDE DE CADA PERSONA COMO BUSCA AGRADARLE A DIOS PORQUE SIN FE ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS
SI NO CREEMOS EN LA SANTIDAD Y EN LAS COSAS QUE ESTAN ESCRITAS COMO LA SALVACION QUE DIOS NOS DIO ESTAMOS MAL PORQUE SIN FE ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS...

LA SALVACION SE PIERDE SI ESTAMOS EN PECADO PERO TAMBIEN HAY QUE ESTAR SEGUROS QUE LA SALVACION QUE CRISTO NOS DIO NO LA PODRA ARRANCARLA EL DIABLO AL MENOS QUE VIVAMOS EN SANTIDAD DIOS LES BENDIGA...

JOB 4

¿Será el hombre más justo que Dios? ¿Será el 17
varón más limpio que el que lo hizo? He aquí, en sus siervos 18
no confía, Y notó necedad en sus ángeles; ¡Cuánto más en 19
los que habitan en casas de barro, Cuyos cimientos están en el
polvo, Y que serán quebrantados por la polilla! De la mañana 20
a la tarde son destruidos, Y se pierden para siempre, sin haber
quien repare en ello.

lucas 9

¿qué aprovecha al hombre, si gana
26 todo el mundo, y se destruye o se pierde a sí mismo?

2 corintios 2

Porque para Dios
somos grato olor de Cristo en los que se salvan, y en los que
16 se pierden; a éstos ciertamente olor de muerte para muerte,
y a aquéllos olor de vida para vida. Y para estas cosas, ¿quién
17 es suficiente? Pues no somos como muchos, que medran falsificando
la palabra de Dios, sino que con sinceridad, como de
parte de Dios, y delante de Dios, hablamos en Cristo.

1 DE CORINTIOS 8
Pero no en todos
hay este conocimiento; porque algunos, habituados hasta aquí
a los ídolos, comen como sacrificado a ídolos, y su conciencia,
8 siendo débil, se contamina. Si bien la vianda no nos hace más
aceptos ante Dios; pues ni porque comamos, seremos más, ni
porque no comamos, seremos menos. Pero mirad que esta
bertad vuestra no venga a ser tropezadero para los débiles.
Porque si alguno te ve a ti, que tienes conocimiento, sentado a
la mesa en un lugar de ídolos, la conciencia de aquel que es débil,
¿no será estimulada a comer de lo sacrificado a los ídolos?
Y por el conocimiento tuyo, se perderá el hermano débil por
quien Cristo murió. De esta manera, pues, pecando contra los
hermanos e hiriendo su débil conciencia, contra Cristo pecáis.
Por lo cual, si la comida le es a mi hermano ocasión de caer,
no comeré carne jamás, para no poner tropiezo a mi hermano.

Comentado por Gabriel , 01-09-2016, 16:40 (UTC):
Es posible q una persona después de haber caminado con Cristo x un gran tiempo y x una causa mayor, sea cual sea la causa q lo llevo a apartarse ( o como siempre se ha enseñado "descarriarse") y nunca pudo levantarse y retomar su comunión con su Señor y muera.... Pierde su salvación Osea el apartado o descarriado se pierde su alma ... Este es mi correo Gbolivar1979@gmail.com

Comentado por:24-05-2016, 00:01 (UTC)
ibbcopacabana
ibbcopacabana
Offline

Gracias por tus palabras Juan. Un saludo en Cristo.

Comentado por juan, 20-05-2016, 21:04 (UTC):
yo creo que DIOS es santo ,justo y no creo que un creyente que después de haber sentido el llamado de la elección de Dios y vuelve al tiempo a violar niñas asesinar etc y no hay arrepentimiento yo te lo aseguro no es salvo Dios no es un caprichoso aborrece el pecado y todo tipo de inmundicia el no puede hacer nada que balla contra su santidad o justicia o cualquiera de sus atributos o naturaleza prefiero no confiar que si peco sere salvo mas bien me guardare que no sea que el dia que este delate de el me diga nunca te conoci piensa hermano y la gente que perderá la salvación por no cuidar de su savacion confiando en una savacion en cualquier condición

Comentado por lsabel, 28-04-2016, 12:35 (UTC):
Cuando no se es salvo es difícil mantener la salvación no se puede perder lo que nunca se ha tenido

Comentado por Cefas..de torrelavega Cantabria. , 16-09-2015, 20:39 (UTC):
La pregunta es. sepuede después de ser salvo tener libre volutad para que demás abandonara a Pablo y se fuera al mundo. O real mente no fue salvo aun que de. Pablo por hecho que antes no amaba el mundo. Fue confundido el apóstol apesar de estar con el tanto tiempo?
Claro podemos decir el que es nacido de Dios no puede pecar por que la simiente de Dios permanece en Dios.jn.3.9.
Pero ese texto es para la jente que por la gianza del espíritu santo decide rendirse al señor.no es para el que por debilidad decide abandonar y platicar el pecado.santiago 5.20. El que iciere volver del error. Volver. es decir que fue salvo y se perdió pero si vuelve y se arrepiente serán perdonado.
Y así pude seguir dando y textos. Y pasajes. Pero bueno en el cielo sabremos la verdad pues tengo por cierto que. creas que si o qué no se pierde la salvación. si permaneces en cristo no hay condenación. Dios os bendiga como para mi lo deseo.

Comentado por:25-01-2015, 02:11 (UTC)
ibbcopacabana
ibbcopacabana
Offline

Saludos Eduardo, no somos calvinistas.

Comentado por Eduardo Núñez , 20-01-2015, 04:17 (UTC):
Si el nombre está escrito antes o después de recibirlo en el libro de la vida si se borra es porque se pierde la vida Y la salvación es la percervacion del alma pues si no es así que se va cambiar el cuerpo, otra cosa. Dios no la borra deinmediato a lo que peques, Porque es existe un solo arrepentimient y resaltó estás palabras de Dios que el que persevera asta el fin ese será salvo. Y de dejen de creer en las tontería del calvinismo que son puras doctrinas de hombres la palabra es más clara que el agua

Comentado por victor, 16-10-2014, 10:27 (UTC):
la salvación no se pierde,, porque si no seria por obras

Comentado por Nuria ferre, 21-09-2014, 00:08 (UTC):
Yo no creo que se pierde Cristo pago el precio total de mi pecado pero procuro no pecar por amor a Dios y por agradecimiento de tan grande sacrificio

Comentado por Estefani, 05-11-2013, 11:47 (UTC):
El que trate de ganar por si mismo aunque sea la mas mínima parte de la salvación ESTA OBLIGADO A GUARDAR TODA LA LEY. Gálatas 3.10 Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en libro de la ley.

Comentado por coleman.3, 13-04-2012, 18:21 (UTC):
Julieta te dejo este texto biblico para que lo medites y veas en cual te posicionas tu Galatas 5:19-21 y si dices que no que no cometes ninguno ahora medita este texto biblico 1 JUAN 1:10 mira tu posicion acerca de la salvacion me da a entender que ni tu sabes si eres salva o no, y estas en un grave pecado ROMANOS 14:22 ademas si tu crees que la salvcion se pierde por lo que tu hagas o dejes de hacer analiza este texto biblico Galatas 2:15-16 Dtb...

Comentado por Emanuel, 13-10-2011, 06:27 (UTC):
Ya le envié un correo

Comentado por:18-09-2011, 21:10 (UTC)
ibbcopacabana
ibbcopacabana
Offline

Emanuel, muchas gracias por tus comentarios y por visitar nuestra página. Si quieres me puedes escribir al correo carballo531@hotmail.com y hablamos mejor. Dios te bendiga.

Comentado por Emanuel, 14-09-2011, 18:12 (UTC):
Hey, también le falto el de hebreos 6 donde dice que los que una vez que fueron iluminados y fueron participes del don celestial, etc; etc, sean otra vez renovados al arrepentimiento, etc; y el de Pablo en 1 de corintios. 9: 25 27 que dice: y venga a ser yo eliminado, estoy en una iglesia pentecostal y solo porque creo que no puedo perder la salvación hasta el pastor duda que yo sea salvo, hasta donde llegan los prejuicios... :-

Comentado por Emanuel, 03-08-2011, 19:16 (UTC):
Se me olvidaba, las obras(llámese fruto) de un cristiano es la evidencia de que es hijo de Dios, NO el medio para "mantener" la salvación

Comentado por Emanuel, 03-08-2011, 19:07 (UTC):
A la Gracia de Dios no se le pueden agregar obras humanas y peor aun pecado o desobediencia, la salvación no la podemos perder, pero el mero hecho de pensar que podemos pecar porque no se pierde evidencia que el tal fulano no es salvo porque todavía no ha entendido la santidad de Dios, Dios es Santo y todo lo que proviene de el es Santo, su Gracia es santa, su Amor es santo, su misericordia es santa, por lo tanto no puedo agregarle cosas a la Gracia de Dios, peor aun pecados.
A ver si algún día posteo unas predicas de un super teólogo llamado Armando Aldúcin en un estudio profundísimo de la salvación.
Bendiciones!

Comentado por:14-01-2011, 02:43 (UTC)
ibbcopacabana
ibbcopacabana
Offline

Apreciada Julieta, nuestros pensamientos no son necesariamente los pensamientos de Dios. Te regalo Romanos 6:1-2, "Pues qué diremos? ¿perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? En ninguna manera. Porque los que somos muertos al pecado ¿cómo viviremos aún en él?

Comentado por Julieta, 11-01-2011, 21:30 (UTC):
pienso que la salvacion si se pierde, es un gran trabajo muy dificil mantener nuestra salvacion, manteniendo este pensamiento de que no se pierde, la gente peca mas, asi que hay que buscar siempre estar bien en nuestra vida espiritual



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje: