No creeré que me haya escuchado
 

27/09/2009

Por: Fabio Carballo

 No creeré que haya escuchado mi voz
Job 9: 16

Algunos de nosotros conocemos algo de la historia de Job, otros hemos leído todo el libro y hemos meditado algo en él. Para los que no conocen muy bien el asunto, les puedo recordar algunas cosas. Job fue un antiguo habitante de la tierra de Hus, dice la Biblia que él era hombre perfecto, recto, temeroso de Dios y apartado del mal, Job 1: 1. El problema de Job fueron sus hijos. El tenía siete hijos hombres y tres hijas mujeres. Estos muchachos hacían parranda cada día de la semana y convidaban a sus hermanas y todos se emparrandaban todos los días, luego Job iba y le pedía a Dios por ellos. O sea, el mismo Job no era en sí el problema, el problema era su familia y la actitud de Job sobre sus hijos. Job, en lugar de reprender a sus hijos para que no hicieran eso en su casa, lo que hacía era pedirle perdón a Dios por el pecado de ellos. Ese fue el problema de Job.

En el capítulo que leímos encontramos a Job diciendo esta frase refiriéndose a Dios, "si yo le invocase y él me respondiese, aún no creeré que haya escuchado mi voz". Pensemos un ratico en esa frase, ""si yo le invocase y él me respondiese, aún no creeré que haya escuchado mi voz", bueno, usted dirá si yo le ruego a Dios y él me responde yo entenderé que Dios me respondió. Si yo le estoy pidiendo una casa a Dios y el me da una casa, yo entiendo que Dios me respondió, si yo le pido a Dios un empleo y me llaman a trabajar, yo entiendo que Dios me respondió, si yo le pido a Dios que me sane y el médico me dice que estoy bien yo entiendo que Dios me respondió. Yo no soy incrédulo, Dios hace algo y eso es un milagro, no es suerte, es la mano de Dios.

Yo escuché el chiste del ateo al que le estaban explicando lo que era un milagro, sobre la caída de un tercer piso (contar). Hay gente a la que Dios le habla y le muestra cosas y no creen que sea Dios, esa es la verdad.

Si miramos los versículos que siguen nos daremos cuenta de donde nace está actitud en Job, "Porque me ha quebrado con tempestad, Y ha aumentado mis heridas sin causa". Cuando Job dice que Dios le ha aumentado sus heridas, sus sufrimientos, sus dolores, sus problemas, sus tristezas, sus desalientos, sus angustias sin causa está cayendo en un error, está desconociendo quien es Dios.

Entonces, el primer asunto que lo hace a uno ignorar a Dios o no entender a Dios, es no conocer como Dios trabaja. Cuando uno desconoce o no entiende de Dios, uno simplemente empieza a ignorar a Dios, uno cree que la vida seguirá como el viento y uno dará tumbos y más tumbos en la vida, porque uno desconoce cómo Dios trabaja. Nosotros necesitamos entender a Dios, comprender la forma en que Dios trabaja para no ignorar a Dios en nuestras vidas.

Parecer ser que la respuesta de Dios a Job con respecto a las oraciones que hacía por sus hijos fue quitarle a sus hijos. Algunas veces la respuesta de Dios no es la que nosotros esperamos, Job esperaba que Dios perdonara a sus hijos, pero no que sus hijos cambiaran. Usted me entiende, lo mejor para nosotros no es pedirle a Dios que limpie a nuestros hijos o que les perdone, lo mejor para nosotros es pedirle a Dios que ellos se vuelvan de sus caminos.

Aquí usted me dirá, "pastor pero la Biblia dice que si le pedimos a Dios pan, él no nos dará una piedra". Busquemos ese verso, Mateo 7: 7 - 11. ¿Qué piensan ustedes? ¿La muerte de los hijos de Job fue una piedra para Job? Yo creo que fue algo bueno. Lo que pasa es que algunas cosas buenas nos parecen malas, pero son buenas, son lo mejor para nosotros, son ayuda en nuestra vida. Usted le está pidiendo a Dios comprar tal casa, pero Dios le da otra más chica, usted le está pidiendo a Dios por su salud y Dios le da una enfermedad, usted le pide a Dios estudiar algo y Dios le responde con otra cosa, usted le pide a Dios tal o cual cosa y Dios le da otra, la respuesta de Dios puede ser otra, pero es la respuesta de Dios. No importa como sea es de Dios.

Entonces yo les puedo decir que por nuestro desconocimiento muchas veces ignoramos lo que es de Dios.

Una segunda cosa para creer que la respuesta no es de Dios, es pensar que estamos sin aliento, es pensar que no tenemos salida en nuestra vida o que Dios mismo nos está atacando, mire el verso 18, "No me ha concedido que tome mi aliento; Mas hame hartado de amarguras". Se da cuenta, Job piensa que lo que Dios le da son males.

Esa es otra cosa para uno empezar a olvidarse de Dios, cuando uno cree que lo que Dios da son males. No Dios no da males, Dios da bienes, los males son del maligno, cualquier cosa que para nuestro cuerpo puede parecer mala, para nuestra espíritu es vida.

Mucho más ahora en la gracia nosotros entendemos esta verdad, lo que Dios nos manda son cosas buenas, así a nuestra carne le parezcan malas. Recuerde el versículo lema de este asunto, Romanos 8: 28. Todas las cosas, las cosas buenas y las cosas malas obran para nuestro bien, no para nuestro mal. Si usted y yo somos llamados por Dios, lo que pasa es que todo lo que nos está pasando es para nuestro bien y así es. Mire el verso 32, "El que aún a su propio Hijo no perdonó, antes le entregó por todos nosotros ¿cómo no nos ha de dar con también con él gratuitamente todas las cosas? Dios, en este tiempo de gracia, nos está bendiciendo. Mire Dios no está castigando a la humanidad, Dios la está bendiciendo. El hombre se está castigando él mismo. El hombre busca el progreso con sistemas políticos, pero cada vez más los sistemas políticos no quieren a la Palabra de Dios.

Entonces llegamos al punto, al segundo punto. ¿Por qué nos parece que Dios no nos responde? Primero porque desconocemos a Dios, desconocemos como actúa Dios, desconocemos las cualidades de Dios. Y segundo porque pensamos que Dios nos está castigando o haciendo mal, usted escuchará la frase "pero que es este castigo". Si usted es un creyente no, no es un castigo, o es una consecuencia de su propio pecado o es una respuesta de Dios, es lo mejor de Dios para usted.

Finalmente mi amigo y mi hermano, le ánimo a que día tras día conozca más de Dios, a que día tras día busque más de Dios y comprenda las cosas de Dios. Acepte que si usted estaba orando por algo y Dios le respondió de la manera que usted no quería, no es que Dios no le respondió, es que eso es lo mejor, esa es la mejor respuesta y si usted hace lo que hizo Job, pues entonces arrepiéntase como lo hizo Job en 42: 1 - 6.






Comentarios hacia esta página:
Comentado por raquel hernandez, 12-01-2011, 22:38 (UTC):
amado hermano que el Dios del cielo derrame sus bendiciones sobre usted y la paz de Cristo llene todo su ser.
Quiero expresar que estos mensajes son joyas, son una gran bendicion y ademas sirven para dar aliento y levantar el espiritu y llenarse de esperanza y fe, esto mensajes son muy necesario en esto tiempo que la verdadera doctrina escasean y siempre que un siervo de Dios predica la palabra es una verdadera bendicion, siga dejandose usar y siga adelante y no cambie el mensaje, Dios le va a dar su recompensa y traera los frutos.
gracias



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje: