Cielos o cielo en Génesis 1:1
 

“Cielos” o “Cielo” en Génesis 1:1

Primera respuesta a una lista de versículos que circula entre pastores anglos

para desprestigiar la Biblia en español


En una reciente visita a los Estados Unidos un pastor me entregó una lista de versículos en la que se busca desprestigiar a la Antigua Reina-Valera 1865 y promover la versión Reina-Valera-Gómez. 

No creo que al decir esto yo esté hablando desde un prejuicio, aunque soy un defensor de la Antigua, el orden en que aparecen las columnas de la lista tiene el propósito de acercar la biblia Gómez a la biblia King James, y la RV1865 a la Nueva Versión Internacional (NVI, o NIV por sus siglas en inglés). A continuación, la imagen de la primera página de la lista:


                 


Puede notarse que el título está en inglés, así como los versículos bíblicos y los encabezados. No hay duda de que está dirigida a un público angloparlante y no a predicadores hispanos.

Dado que en la época de la publicación de la Biblia Valera 1865 el análisis crítico de la Escrituras no estaba en apogeo, el “acercamiento” que se busca hacer de ésta con la NVI no puede ser más que metafísico. Es decir, los supuestos “errores” de la Antigua Biblia de Valera 1602, y de su representante en 1865, no vienen de los revisores críticos o del Nuevo Testamento griego de Westcott y Hort de 1881, sino de Satanás mismo. Por lo menos esto es lo que uno parece entender cuando habla con personas cercanas a la biblia de Gómez.

De esos diálogos surgen frases como estas: “Si una biblia quita la palabra infierno es porque así lo desea el diablo”, “Si una biblia dice lucero en lugar de estrella se está igualando al diablo con Jesucristo”. Así, la manera de autenticar la biblia de Gómez a los angloparlantes  como la perfecta Palabra inspirada para el pueblo hispano es, por ejemplo, contando el número de veces que aparece la palabra “infierno”.

Quiero dejar el tema del infierno para otra ocasión, más bien presentaré mis argumentos sobre el primer punto de comparación en la mencionada lista de versículos: Génesis 1:1, “cielo” o “cielos”.

Los contradictores de la Palabra de Dios en lengua española (como la llamó Cipriano de Valera en su Exhortación al lector en 1602) afirman que la expresión para la primera creación en Génesis 1:1 debe ser “cielo” y no “cielos”, que debe prevalecer el singular sobre el plural. Así, la biblia Gómez usa “cielo” en este lugar y en otros, tal como la biblia King James en inglés.

Ahora bien, no estoy muy seguro de la razón para esto, pues en muchos otros lugares (algunos que indicaré más adelante) mientras la biblia Gómez usa el plural, la biblia King James usa el singular. Pienso que tiene que ver con la posición del versículo, el primero de la biblia (“y si desde el primer verso encuentras errores, imagínate de ahí en adelante”, dirían los detractores de la Biblia española), y con el asunto de la teoría de la “brecha”.

La enseñanza sobre la “brecha” habla de un interregno de tiempo entre Génesis 1:1 y 1:3. Un buen número de bautistas independientes creen en dicha tesis, y posiblemente, algunos de los auspiciadores de la biblia Gómez también. No quiero detenerme a opinar si la teoría de la brecha es correcta o no, pero creo que no podemos cambiar ninguna palabra de la Biblia con el propósito de apoyar una doctrina, o mejor, en este caso, una teoría.

Mi defensa entonces, de que permanezca el plural y de no cambiar cielos por cielo, dispara desde otra trinchera.

La palabra “cielos” aparece en la Antigua Versión de Reina, 1569, “En el principio crio Dios los cielos y la tierra”.

Se encuentra en la Revisión de Cipriano de Valera en 1602, “En el principio crió Dios los cielos y la tierra”.

La notamos también en la 1865 de la Sociedad Bíblica Americana, “En el principio creó Dios los cielos y la tierra”.

En la revisión de 1870, “En el principio creó Dios los cielos y la tierra”.

En la de 1874, “En el principio creó Dios los cielos y la tierra”.

Pero la palabra cielos aparece también así, en plural, en otros lugares que la biblia King James y su “representante en español”, la biblia Gómez usa el singular. Nótese, por ejemplo:

Éxodo 20:11

 

RV1865: “Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra […]”.  

 

Gómez: “Porque en seis días hizo Jehová el cielo y la tierra […]”.

 

Deuteronomio 10:14

RV1865: “He aquí, de Jehová tu Dios son los cielos y los cielos de los cielos […]”.

Gómez: “He aquí, de Jehová tu Dios es el cielo, y el cielo de los cielos […]”.

 

Hebreos 12:25

RV1865: […] si desechamos al que nos habla desde los cielos”. 

Gómez: “[…] si desecháramos al que habla desde el cielo”.

De estas comparaciones podríamos concluir que la biblia española no solo está errada en este asunto, en un versículo sino, por lo menos, en cuatro. Pero también podríamos sugerir que hay algo en el idioma español que iguala al plural (cielos) con el singular (cielo). La pregunta sería entonces: ¿En la lengua española cielos (plural) puede usarse como cielo (singular) y tener el mismo significado?

Si es así, no tendría ninguna justificación la crítica, ni el cambio, que hacen los defensores de la biblia Gómez entre los angloparlantes. A no ser, que se quiere interpretar la biblia en español desde la perspectiva de los anglos.

Vamos entonces a los diccionarios de la lengua española.

En la tercera definición de “cielo” en el Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia de la Lengua (2001) leemos de la siguiente manera: “cielo: 3. Dios o su Providencia. U. t. en plural con el mismo significado que en sing. Valedme, cielos”.  Donde “U. t.” es usado también.

Es decir, cuando alguien dice: “Me cuiden los cielos” se está refiriendo a Dios, o a lo relativo a Dios, lo providencial: Los cielos. Cuando alguien dice “Oh cielos” se refiere a la providencia, no a la atmósfera. Por lo menos ese es su significado original.

Es decir, para que quede claro, “cielo” se usa también como plural “cielos” en el español en lo relativo a Dios, son sinónimos.

Busqué la palabra “cielo” en diccionarios históricos y me encontré con el mismo significado, mire la imagen siguiente:
                

 

Tomado del Diccionario de la Academia Usual de 1817. Es decir, el significado plural de cielo no es nuevo. En lo relativo a Dios, en español se puede decir cielos o cielo.

En el mismo diccionario encontré el siguiente concepto:

             
  

 

Y note el uso plural en el latín: las benditas sillas eternas. Allí, aún para los seguidores de la brecha, no hay ningún problema en usar el plural en lugar del singular. Pero, nos parece a algunos, si hay problema en cambiar la Palabra de Dios por el capricho de alguna persona.

Concluyo entonces mi primer argumento al decir que cielos en español, y así en plural, tiene el significado de la divinidad y del lugar dónde está Dios. Aunque también puede significar la atmósfera, el contexto dará la interpretación correcta, pero no es necesario cambiar una palabra que ha estado en la Biblia española por más de 400 años.

Mi segunda defensa consiste en afirmar que la misma biblia de Gómez olvidó cambiar cielos a cielo tal cual como aparece en la biblia King James en muchos lugares, incluyendo aquellos que se refieren a las moradas eternas. Mírese por ejemplo:

Salmo 14:2

Gómez: Jehová miró desde los cielos sobre los hijos de los hombres […].

KJV: The LORD looked down from heaven upon the children of men […].

Salmo 85:11

Gómez: […] y la justicia mirará desde los cielos.

KJV: […] and righteousness shall look down from heaven.



Jonás 1:9

Gómez: […] Y él les respondió: Soy hebreo, y temo a Jehová, Dios de los cielos […]. KJV: […]And he said unto them, I am an Hebrew; and I fear the LORD, the God of heaven.

Creo que evidentemente Gómez acierta en los anteriores versículos al dejar “cielos”, pero sigo sin comprender exactamente el por qué su biblia cambia de “cielos” a “cielo” en algunos versos según la biblia King James y por qué en otros no lo hace. Hay muchos más ejemplos en los cuales Gómez usa cielos (el plural) y la King James usa el singular, empero pienso que hay suficiente ilustración sobre este punto.

 

Ahora bien, resumiendo mi argumentación: no creo necesario cambiar “cielos” (tal como está en la biblia de Valera) por “cielo” ya que en el español “cielos” indica la morada de Dios o Dios mismo, y cuando se refiere a esto puede usarse tanto en plural como en singular. De igual manera, el contexto definirá el significado. En segundo lugar, pienso que si lo que se buscaba (en la biblia de Gómez) era un acercamiento, en ese aspecto, a la biblia en inglés, faltó hacerlo en muchos otros versículos; a no ser que fuera presión de alguien por cambiar ese verso en particular, Génesis 1:1.

 

Por último, la misma biblia Reina-Valera 1865 muestra que cielos y cielo son paralelos y sinónimos. Es decir, desde la propia biblia en español, sin mirar los diccionarios actuales o los antiguos se puede llegar a esa conclusión.

Compare los siguientes versículos:

 

Marcos 1:10-11

 

Y luego, subiendo del agua, vio abrirse los cielos, y al Espíritu, como paloma que descendía sobre él. Y una voz de los cielos, que decía: Tú eres mi Hijo amado […].

 

Lucas 3:21-22

 

[…] y Jesús también fue bautizado, y orase, y el cielo se abrió, Y descendió el Espíritu Santo en forma corporal, como paloma, sobre él, y vino una voz del cielo que decía: Tú eres mi Hijo amado […].

GRACIAS A DIOS POR SU SANTA PALABRA.