Apóstoles, profetas, evangelistas ...
 

 

Apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros

 

Por Fabio Carballo

 

En la carta del apóstol Pablo a los Efesios en el capítulo 4 el verso 11 se lee, “Y él mismo dio unos, por apóstoles; y otros, por profetas; y otros por, evangelistas; y otros, por pastores, y doctores”.

 

Tres versículos antes Pablo mostraba que estos cargos son dados por Dios, luego, son dones de Dios. Estos cinco dones son entonces dones ministeriales. El versículo 12 del mismo capítulo señala, “Para el perfeccionamiento de los santos, para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo”. Así que a estos dones se les puede llamar dones ministeriales.

 

Los dones ministeriales son regalos que Cristo dio, y da, a ciertos hombres con el fin de ministrar en las iglesias de los santos. Así que, una iglesia sana debe de tener los cinco dones ministeriales.



Apóstoles y profetas 

La misma carta a los Efesios en el capítulo 2 el verso 20 dice, “Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y de los profetas, siendo el mismo Jesucristo la principal piedra angular”. Luego, la iglesia y el cristiano deben edificar su vida espiritual sobre la palabra dada por los apóstoles y por los profetas. Las palabras principales de estos eran las referidas a la venida y el ministerio del Hijo de Dios.

 

A pesar de la existencia de profetas nuevo testamentarios, sólo tenemos las palabras de los profetas veterotestamentarios, Isaías, Jeremías, Oseas, etc. La edificación de una iglesia local está basada en las palabras de los Antiguos profetas, hasta Juan (Lucas 16: 16), y las palabras de los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo.

 

Nótese lo que enseña 2 Pedro 3: 2, “Para que tengáis memoria de las palabras que antes han sido dichas por los santos profetas, y de nuestro mandamiento, que somos apóstoles del Señor Jesucristo” (énfasis añadido).  Los profetas no eran los del nuevo pacto, sino los del antiguo que predecían la venida del Mesías (1 Pedro 1: 10-12). Y los apóstoles, eran los apóstoles del Cordero de Dios, los que él eligió (Revelación 21: 14).

 

Una iglesia local andará en sanidad doctrinal si presta atención a estas viejas palabras expresadas en la Biblia. Ya la iglesia tiene las bases de lo dicho por los apóstoles y profetas y no necesita poner otra base. En conclusión, la iglesia local no tiene en e día de hoy otros apóstoles y profetas diferentes a los que señala la Biblia.

 

Los actuales hombres y mujeres que se hacen denominar apóstoles y/o profetas son, en el mejor de los casos, personas que interpretan la Biblia a su amaño para autoproclamarse mensajeros enviados.

 

El movimiento carismático acogió la enseñanza católica de la necesidad de una máxima autoridad eclesiástica (máximo pontífice) sobre la iglesia, y en vista de no tener un líder absoluto, muchas organizaciones empezaron a llamar apóstol a su pastor fundador. Tal proceso no se ve en la Biblia. Un análisis parecido podría hacerse a los profetas actúales que en nada se parecen a los antiguos hombres de Dios.



Evangelistas 

Los evangelistas son aquellos que evangelizan o que llevan el evangelio. Son los que dan la buena nueva. En este grupo se encontraban Felipe (Actos 21:8) y Timoteo (2 Timoteo 4: 5). El evangelista, es el que lleva el mensaje de la muerte y resurrección de Cristo como fuente de salvación al que cree. El evangelista predica esto de forma continua, no espera estar de buen o mal humor, tiene amor por las almas perdidas y por el pueblo al que Dios le llamó a predicar. Su mensaje mayoritario, como ya se dijo, es la muerte y resurrección de Cristo y la salvación para la humanidad por medio de esa muerte.

 

Dos errores crasos se perciben en el concepto actual de evangelista. En primer lugar, los pentecostales y carismáticos evangélicos han pensado que el evangelista es un hombre o una mujer que reúne multitudes a escuchar la palabra de Dios para que en esa campaña muchos sean salvos. Probablemente este error no venga de ellos, sino de los movimientos de despertar o avivamientos que se dieron en los Estados Unidos e Inglaterra con hombres como Dwigth L. Moddy y Charles Finney. Aunque Moddy y Finney fueron hombres de Dios, el concepto de evangelista se devaluó hasta el punto de mirarlos a ellos como los modelos y referentes del evangelismo y no a lo que decía la Biblia.

 

En la Biblia, el evangelista era el predicador que empezaba o ayudaba en el levantamiento de iglesias, no importa si reunía multitudes o no. No es seguro que Timoteo fuera el pastor de la congregación de Éfeso, más bien se le ve como un apoyo en el ministerio de Pablo, como un evangelista.

 

El segundo error viene de creer que el evangelista es uno que tiene control sobre las iglesias. Este error viene al pensar que Pablo era un evangelista, sin recordar que, aparte de cumplir ese trabajo, era apóstol. Como apóstol Pablo ejercía una autoridad apostólica sobre las iglesias que los actuales evangelistas o misioneros no tienen. Algunos bautistas practican, sin  teorizar mucho sobre el tema, la jerarquía eclesiástica cuando consideran a los misioneros extranjeros como autoridades por encima de sus pastores. Tales bautistas, que no tienen apóstoles, admiten que los misioneros (que serían los evangelistas ya que la palabra misionero viene del latín y no del griego) cumplan un papel jerárquico sobre varias congregaciones debido al respeto que, muy bien ganado por algunos y por otros no tanto, se han acreditado.

  

Pastores

Los pastores, Hebreos 13: 7; 17; 1 Pedro 5: 1-4, son los que cuidan el rebaño, los encargados de dirigir una iglesia local. Los que aman a un rebaño que ya ganó un evangelista. Lo cuidan y traen nuevas ovejas para darle la comida de la palabra de Dios. El pastor es uno que no vive para sí, sino para su pueblo. El que cuida que no entren lobos rapaces.

 

El énfasis de un pastor es el cuidado de las ovejas, aunque también como obispo debe de ser un administrador y como anciano un concejero. Obispo, pastor y anciano son palabras sinónimas para una misma persona.

 

La iglesia que dirige un pastor o varios pastores (puede ser un ministerio plural), debe de enviar evangelistas. Los evangelistas levantan una obra y la entregan a un pastor, luego el evangelista vuelve a la iglesia que le envió para dar sus reportes y empezar en otro lugar. Así que, mientras los papeles se estén cumpliendo a cabalidad, no debe de existir ningún problema entre el pastor de una iglesia (que debe de permanecer muy constante en su iglesia) y el evangelista o misionero (que debe de permanecer constante en sus viajes de evangelismo).

 


Maestros o doctores bíblicos

Por su parte los maestros o doctores de la Biblia son aquellos que buscan profundizar más y más en la palabra, Actos 13: 1. Aquellos que están dispuestos a contradecir a los que se oponen, pero de acuerdo a la palabra de Dios. Pueden ser profesores de institutos bíblicos, escritores de apología, publicadores de revistas, etc.

 

Conclusión

Aunque seguro existirá un don mayor o de más influencia en la vida de un hombre, en muchas ocasiones debe hacer los tres trabajos. Pero si el hombre de Dios es sincero consigo mismo sabrá cual es el don que Dios le ha dado y en ese se concentrará. 

 

Los problemas llegaran cuando no se instruye correctamente a la iglesia en este asunto. Los pastores quieren ser evangelistas y vivir viajando, en lugar de  permanecer en su iglesia y salir de vez en cuando. Los evangelistas se creen los pastores de la iglesia que empezaron, alguna gente también lo cree, después que ya la tiene otro pastor, no quieren salir de ese lugar y se la pasan la mayoría del tiempo por fuera. Los maestros o doctores de la Biblia piensan que ellos saben más que los pastores o que los evangelistas y corren el riesgo de meter cizaña enseñando algo contra su pastor. 

 

La solución a esto es muy sencilla, Romanos 12: 3, “Digo pues, por la gracia que me es dada, a cada uno de los que están entre vosotros, que no piense de si mismo más elevadamente de lo que debe pensar; sino que piense discretamente, cada uno conforme a la medida de fé que Dios le repartió”.

 

 

 

 "Agradecemos sus opiniones, pero no aceptaremos comentarios que pueden resultar ofensivos y nos creemos en libertad de borrarlos".





Comentarios hacia esta página:
Comentado por Jesus, 20-11-2017, 17:36 (UTC):
Alcanzando, el conocimiento cada dia, gracias pór el alcanze.

Comentado por zunilda , 23-10-2017, 14:37 (UTC):
Creó en cristo y quiero que mis plegaria llegen a el amén

Comentado por Hno Cesar Rendon, 14-05-2017, 15:37 (UTC):
Dios los bendiga,pz yo creo q los ministerios y dones estan en en vigencia y pz mientras discutimos eso mejor recivamos lo q Dios nos muestra o revela pir medio de ellos.

Comentado por carlos perez albertto, 24-02-2016, 18:59 (UTC):
En 50 años de creyente he visto derrumbarse grandes ministerios y con ello arrastrar muchas familias. Hoy los que han perdurado son aquellos que guardan la fe y el verdadero amor .hay que tener cuidado con los que se levantan con el fin económico. Los cuales son la mayoría . Al verdadero pastor no se le pierde una sola oveja . Y el que es verdadero la sustenta no la exprime. Hoy estos seudos pastores apóstoles maestros y evangelistas oprimen y saquean el rebaño y luego les degüellan y comen su carne.son predicadores fraudulentos con un corazón de piedra y no de carne por eso las almas no permanecen donde no fluye la vida. Que Dios nos de sabiduría y nos guie .

Comentado por jose horacio magdaleno castro, 14-02-2016, 14:31 (UTC):
Dios les bendiga hnos.
No olvidemos que esta es una lucha espiritual y por tal motivo como dice la escritura,luchemos por esa FE una vez dada a los Santos.

Comentado por Robert, 21-01-2016, 17:36 (UTC):
La Palabra de Dios es clara y precisa. Y todo Cristiano debe tener esa labor de anunciar el Evangelio de Jesus como Señor y Salvador de nuestras almas. Pero dice la biblia que el mismo constituyo a unos apostoles, Evangelistas, Pastores entre otros... porque a Dios le gusta el orden y la disciplina. Muy bueno el estudio. Dios le Bendiga.

Comentado por ronald , 03-12-2014, 19:43 (UTC):
Exelente la aclaracion y estoy totalmente deacuerdo,claro asi lo dice la Biblia.

Comentado por Gabriel , 15-12-2011, 07:01 (UTC):
Bueno No estoy desacuerdo con este argumento Para Mi Dios nos hiso a su imagen y semejanzas... por el Pecado nos apartamos ....Pero ahora por la sangre de Cristo podemos alcanzas la estatura de un Barón Perfecto& dice Jesús Que Cosas Mayores que la que el Hiso Vamos a Hacer Nosotros....

Comentado por Luis Adolfo Ruiz Garcia, 27-09-2011, 03:28 (UTC):
Te felicito por este mensaje muy útil para comprender nuestra fe. Dios nos reunirá en un solo rebano con un solo pastor. Tu hermano en Cristo, católico, apostólico y mexicano



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje: